2 de agosto de 2013 / 04:47 p.m.

Monterrey • Con un montaje moderno, atrevido y agradable comenzó la edición número 15 del Festival de Teatro de Nuevo León, ante casi un lleno total en la Gran Sala del Teatro de la Ciudad.

Se trata de la obra argentina Vigilias de un desarraigo que, combinando la pantomima, la danza y la acrobacia, regaló 45 minutos de una excelsa actuación de German Cabanas (sic).

Sin embargo el festival no empezó de la mejor manera. A las 19:30 decenas de personas eran retenidas en las afueras del teatro, pues algunos no podían comprar boletos porque no había “sistema” en la taquilla.

Una hora más tarde arrancó la función, donde se brindó una mención de honor al actor Dardo Aguirre, fallecido a inicios de la semana.

REDACCIÓN