23 de enero de 2014 / 01:22 a.m.

Las esperanzas del Paris Saint-Germain, de arrasar con los tres trofeos locales, se esfumaron el miércoles con una derrota sorpresiva por 2-1 en casa ante el Montpellier en la Copa Francesa.

También el miércoles, el Mónaco goleó 3-0 al Chasselay. Pero el triunfo sobre un club amateur puede haber resultado carísimo no sólo para el club monegasco, sino para la selección colombiana, ante una lesión del astro Radamel Falcao.

El PSG había anotado 15 goles en sus últimos cuatro compromisos, pero pagó cara la osadía del técnico Laurent Blanc de no alinear de inicio a astros como Zlatan Ibrahimovic, Thiago Mota y Salvatore Sirigu, ante un Montpellier inspirado que se colocó así en los octavos de final.

Nicolas Douchez, que suplió en el arco a Sirigu, contribuyó con el primer tanto del Montpellier, a los 20 minutos, cuando no logró cortar un centro que fue rematado por el zaguero Daniel Congre hasta las redes.

El goleador uruguayo Edinson Cavani igualó 10 minutos después, pero el artillero colombiano Víctor Hugo Montaño anotó mediante un cabezazo a los 69 para concretar la sorpresa por parte de un equipo que languidece en el 16to lugar de la liga.

"Es una sorpresa. Espero que no estemos tan cansados para enfrentar al Niza el sábado, pero es extraordinario ganar aquí en París", dijo el dueño del Montpellier Louis Nicollin. "Parecía imposible. Ellos habían anotado cinco goles el fin de semana" contra el Nantes.

Cavani llegó a 20 tantos en la campaña al peinar un centro del lateral izquierdo Lucas Digne. Pero se perdió una oportunidad clara momentos después. El arquero Laurent Pionnier atajó a los 55 un disparo del argentino Javier Pastore.

Blanc envió a la cancha al sueco Ibrahimovic y al italiano Motta a los 66, pero casi de inmediato llegó el gol de Montaño, quien quedó desmarcado para vencer a Douchez.

En tanto, la selección colombiana aguantaba la respiración luego que Falcao abandonó la cancha en camilla, tras una lesión que se presenta a menos de cinco meses de que arranque el Mundial en Brasil.

El "Tigre" abrió el marcador a los 29 minutos, con su undécimo tanto de la campaña, pero sufrió una dura entrada de Soner Ertek, a los 40 minutos.

Tras recibir atención durante tres minutos, y ser retirado en la camilla, Falcao fue relevado por Emmanuel Riviere, quien anotó dos goles en la segunda mitad.

El técnico italiano del Mónaco, Claudio Ranieri, se mostró furioso con el árbitro Philippe Kalt, al considerar que no sancionó con la suficiente severidad el juego imprudente de los jugadores rivales.

"Si lo de Falcao es serio, es culpa del referí. No es posible que deje pasar cosas como esa", sostuvo Rainieri. "Cuando hay faltas, hay que pitarlas. Si es una falta fea, hay que sacar la tarjeta amarilla y si hay otra falta fea, la roja. Hoy no vi ninguna de ellas".

En otros cotejos, los clubes amateurs L'ile Rousse y Moulins avanzaron al superar a contrincantes de la primera división.

L'ile Rousse, que juega en el equivalente a la quinta división, doblegó al Burdeos, noveno en la liga, por 4-3 en una serie de penales luego que el cotejo terminó empatado sin goles. Moulins, de la cuarta, superó 2-1 a Tolosa, undécimo en la Liga Uno.

Además, Lyon se impuso 3-1 al Yzeure.

AP