12 de diciembre de 2014 / 05:52 a.m.

 

El primer duelo de la final del Apertura 2014 representó uno de los momentos más importantes en la historia de Tigres, y uno de los más destacados para fsu afición.

A lo largo del encuentro, los seguidores del cuadro universitario ondearon una manta gigante del equipo, la cual adornó el estadio Universitario.

La leyenda "Incomparable Sólo Hay Una" destacó durante todo el encuentro.

 

RAFAEL RIVERA