7 de diciembre de 2014 / 11:00 p.m.

 

La más reciente jornada de la Premier League representó un duro momento para el Chelsea, tras caer 2-1 ante el Newcastle, en la que fue su primera derrota de la temporada en el campeonato inglés.

Tras este descalabro, el técnico del Chelsea sorprendió al revelar la causa de la derrota.

En declaraciones para BT Sport, José Mourinho culpó a los niños recogebalones del estadio St. James Park, asegurando que escondieron los balones a lo largo del partido, para gastar tiempo.

"Queríamos jugar más a fútbol, pero no fue posible debido a una serie de cosas que yo pensaba que ya no pasaban en un encuentro al máximo nivel. Sin embargo, sigue ahí: la pelota desaparece, no te la dan, aparece otra, los chicos que se van corriendo. Por desgracia eso continúa formando parte del juego", aseguró el lusitano al final del encuentro.

 RAFAEL RIVERA