13 de marzo de 2014 / 06:21 p.m.

Jerzy Hausleber, un entrenador polaco naturalizado mexicano, quien es considerado el "padre de la marcha" por formar a varios campeones en esa disciplina, murió el jueves en la Ciudad de México aquejado de problemas en el corazón, informó el Comité Olímpico loca a los 86 años de edad.

Jerzy Karol Hausleber Roszezewska, originario de Vilnius-Gdansk, Polonia, estaba internado en un hospital de la capital desde agosto del 2013, informó el Comité Olímpico Mexicano.

Hasuleber llegó a México en 1966 para trabajar como entrenador del equipo nacional de marcha previo a los Juegos Olímpicos, pero nunca dejó el país y bajo su mando le dio a México nueve medallas olímpicas y 118 más en otras competencias internacionales, como Juegos Centroamericanos, Panamericanos y Campeonatos Mundiales.

Entre otros, Hausleber tuvo como alumnos destacados a los medallistas olímpicos José Pedraza (México 1968), Daniel Bautista (Montreal 1976), Esnesto Canto y Raúl González (Los Angeles 1984) y Carlos Mercenario (Barcelona 92).

"Fue determinante como maestro y como ser humano en mi vida y no hablo sólo en lo deportivo, sino en lo personal", dijo González, quien ganó plata en 20 kilómetros y oro en 50 de los Olímpicos de Los Ángeles. "El legado que deja el maestro Hausleber es inmenso para el deporte mexicano".

En los últimos años, Hausleber ya estaba retirado.

Entre los reconocimientos que ganó por su labor están la Orden Mexicana del Águila Azteca (1993), que es la más alta condecoración que otorga el poder legislativo a extranjeros distinguidos.

"Es una lamentable pérdida para el atletismo mexicano", dijo Daniel Aceves, presidente de la Asociación de Medallistas Olímpicos Mexicanos. "Creo que la condecoración del Águila Azteca, el Premio Nacional del Deporte en dos ocasiones, es el reflejo del aprecio por un hombre que se dio y se brindó en todos los términos".

Los otros medallistas olímpicos de Hausleber son Bernardo Segura, quien fue bronce en Atlanta 96, además de Joel Sánchez y Noé Hernández, quienes ganaron bronce y plata, respectivamente, en Sídney 2000.

"Hay que reconocerle que es el único entrenador en México, en cualquier deporte, que tiene ocho medallas olímpicas, sin contar las que sus atletas obtuvieron en Mundiales, Centroamericanos y Panamericanos", dijo Bautista, quien fue oro en 20 kilómetros de Montreal 1976 y fue poseedor de la marca mundial de la distancia entre 1976 y 1978.

Hausleber se naturalizó mexicano en 1993 y dos años más tarde fue reconocido con el Premio Nacional de Deportes, galardón que volvió a ganar en 2011, aunque se negó a aceptarlo porque no incluía un premio económico.

"Desgraciadamente hoy fallece un gran hombre, un gran entrenador, un gran amigo, un gran maestro, fue como un padre para mí. Yo lo siento mucho, es como si hubiera muerto mi padre", aseguró Bautista.

Sus restos serán velados en una funeraria localizada al sur de la capital y será cremado el viernes al mediodía.