15 de julio de 2014 / 04:52 p.m.

El comunicador, mejor conocido como Pepe Ezquerra, nació el 30 de octubre de 1931 en León, Guanajuato. Fue hijo de José Ezquerra y Consuelo Aguilar. De su matrimonio con Libertad Lloret Pascual procreó cuatro hijos: Libertad, Montserrat, José Rogelio y María Laura Ezquerra Lloret.

Su entrada al mundo de la locución fue fortuita. Iba a ser doctor. Estudió en la Facultad de Medicina de León hasta el segundo año y paralelamente su gusto por la radio lo llevó a realizar sus pininos como locutor en X.E.R.W. cuando ésta era manejada por Fernando Robles.

Fue cuando se dirigió a continuar sus estudios en la ciudad de México donde ya contagiado por lo que fue su pasión, ingresó a Radio Mil; luego estuvo durante dos años en radio 660, por aquel entonces emisora insignia de radio en México.

Compañero de Don Roberto Hernández Jr., con quien le tocó compartir micrófonos en varios eventos internacionales, como partidos de la selección nacional y Copas del Mundo.

A su regreso a León entró a trabajar a la R.P.L. como locutor y fue designado para acompañar a Ricardo Vivero Alba, en la transmisión de los partidos de fútbol, y ahí logró la internacionalización en 1957 cuando transmitían desde Costa Rica.

Sus ágiles y acertados comentarios le permitieron ganarse su propio sitio quedando en el lugar de Ricardo Vivero, cuando éste fue comisionado para cubrir el mundial de fútbol en Suecia en 1958.

Fue solicitado por R.C.N. para la gerencia de X.E.O.A. de Oaxaca de donde lo rescata nuevamente la R.P.M. para hacerse cargo de la R.P.L. local, donde llegó a convertirse en socio de la misma y posteriormente concesionario absoluto.

Durante más de 15 años estuvo al frente de un programa radiofónico sobre futbol de edición nocturna y vespertina transmitido por la estación de radio La Poderosa, "Radio de León para León".

Don Pepe seguirá siendo ejemplo en el arte de la narración deportiva y pilar importante de la radio en México.

Descanse en Paz.

REDACCIÓN