1 de febrero de 2013 / 03:12 a.m.

El titular del Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa, anunció a través de Twitter que el consejo y la UNAM le rendirán un homenaje.

 México • A los 89 años de edad, falleció el poeta y ensayista, traductor de los clásicos grecolatinos y estudioso de las culturas prehispánicas de México. Nacido en 1923, en Córdoba, Veracruz, desde muy temprano se dio cuenta de que su pasión por la lengua habría de guiar su vida: estudió derecho y se convirtió en doctor en letras por la UNAM.

“La poesía ha sido el único acto libre de mi vida. Lo demás es trabajo pagado para sobrevivir. Si la defino ya no sería libre, sería como meterla en una especie de cárcel; hago la poesía como sale simplemente”, reconoció en algún momento.

Autor de títulos como “La muerte del ángel”, “Los demonios y los días”, “El ala del tigre” o “La flama en el espejo”, reunidos por el Fondo de Cultura Económica en el volumen De otro modo lo mismo, Bonifaz Nuño fue fundador de la cátedra Seminario de Traducción Latina; miembro de la comisión que reformó los planes de estudio del Colegio de Letras Clásicas; investigador en el Instituto de Historia; coordinador de Humanidades; creador de los centros de Lingüística Hispánica de Traductores de Lenguas Clásicas y de Estudios Mayas.

Miembro de Número de la Academia Mexicana de la Lengua, cargo al que renunció en 1996, y de El Colegio Nacional, su trabajo lo hizo merecedor de diversos reconocimientos, tanto en México como en el extranjero, como lo refleja su pertenencia a la Academia Latinitati Inter Omnes Gentes Fovendae de Roma o la distinción Orden del Mérito de la República Italiana, en grado de Comendador.

En México, entre los diversos honores que se le han brindado destacan sus nombramientos como miembro del SIN como Investigador Emérito hasta 1993, y, desde ese año, como miembro del SNCA, como Creador Emérito. También, las distinciones como Maestro honoris causa por la UAEM, en 1980; Doctor honoris causa por la Universidad de Colima en 1984, por la UNAM en 1985 y por la UV en 1992; así como el hecho de que, en 1991, la Coordinación de Humanidades de la UNAM creara en su honor la colección de libros de poesía El Ala del Tigre. Estos reconocimientos son un pálido reflejo de la gratitud que se le tiene, pues Rubén Bonifaz Nuño ha sido siempre un pródigo formador de nuevas generaciones de poetas.

El titular del Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa, anunció a través de Twitter que el consejo y la UNAM rendirán un homenaje al poeta:

“Acordamos la UNAM y Conaculta, un homenaje nacional al poeta Rubén Bonifaz Nuño. Mi pésame a sus deudos por la pérdida de un gran humanista”.

JESÚS ALEJO SANTIAGO