16 de abril de 2013 / 01:20 p.m.

Monterrey • México tiene otro aspecto que va más allá del rostro temido de la violencia. Pocos fuera de nuestra latitud pueden apreciarlo, en especial en Estados Unidos quienes piensan en el país como un foco de masacres y corrupción.

Carmen Boullosa (Ciudad de México, 1954) acaba de entregar un ensayo “"personal bastante largo"” sobre su visión de la guerra contra el narcotráfico, pero que a su vez sirva como una guía explicativa para el norteamericano promedio.

Residente desde hace años en la ciudad de Nueva York, la poeta y narradora mexicana busca ofrecer su apreciación sobre la realidad de violencia que vive el país pero que además demuestre que México es más que la matanza de 72 migrantes en el rancho de San Fernando.

“"Es una traducción del México de los últimos años, con muchos hechos y datos; si les presento Acapulco para ellos no es difícil reconocerla pero si hablo de Michoacán no conocen, de Monterrey tampoco.

“"Es una especie de guía de turista pero yendo hacia atrás en mi infancia; un poco el recorrido por las carreteras pero con las fosas o los cadáveres colgando de los puentes"”, señaló la creadora mexicana.

La autora de Texas (Alfaguara, 2013) está de visita en la ciudad para presentarse esta mañana en el Tecnológico de Monterrey (09:00) y por la noche en el Museo del Noreste (19:30) con entrada libre a ambos encuentros.

A pesar de ser un problema compartido, Boullosa llama a entender el problema de las drogas no sólo como un fenómeno generado en México o en Colombia, sino que afecta al globo completo.

“"Para mí es muy importante decir que esto no es un tema mexicano, que éste no es un país de salvajes, y era muy importante decir que este es un país con una gran variedad de modos de ser. Y presentar que es un problema global; no es un problema mexicano ni lo fue colombiano"”.

Carmen Boullosa presentó el año pasado el poemario La patria insomne (Hiperión/UANL), considerado el primer título de este género que aborda directamente la realidad de violencia que vive el país.

A su parecer, una de las políticas que puede ofrecer resultados en cuanto a la guerra emprendida hacia los cárteles del narcotráfico es la legalización de las drogas, aunque las propuestas sean “"cartitas a Santa Clós"”.

“"Allá se les deja operar pues porque sino lo haces tendrás lo que pasó en Nueva York en los 80, donde la política gubernamental de ‘vamos a combatir al narco’ consiguió un desmadre marca diablo. Claro es una solución a medias, la solución completa sería legalizar las drogas"”, señaló la autora.

GUSTAVO MENDOZA LEMUS