26 de julio de 2013 / 02:56 p.m.

La ceremonia en la que Isabel II de Inglaterra fue coronada reina hace sesenta años será revivida a partir de mañana sábado en el Palacio de Buckingham con una exhibición de los vestidos y artículos que la familia real británica lució para la ocasión.

En la muestra, se expone el vestido que llevó la soberana el día de su coronación en Londres, además de fotografías personales y vídeos del evento, que tuvo lugar el 2 de junio de 1953 en la Abadía de Westminster, un año después de ascender al trono.

El vestido de la Reina, pieza estrella de esta exposición que podrá ser vista hasta el próximo 29 de septiembre, fue diseñado por Norman Hartnell, responsable también de algunos de los trajes de la princesa Margarita, hermana de Isabel II.

El traje de la soberana mezcla emblemas florales nacionales con bordados de oro, plata y sedas de colores pastel, y también lleva perlas, cristales y lentejuelas incrustados.

Además de este vestido, se exhibe la capa que la reina llevó cuando abandonó la Abadía para dirigirse al palacio de Buckingham.

Se expone asimismo el uniforme de almirante que lució en la coronación Felipe, el esposo de la Reina, duque de Edimburgo.

Entre otros artículos, se podrán contemplar algunas de las mesas del banquete de celebración que se colocaron en el Palacio de Buckingham, recreadas con una lujosa decoración.

También se exhibirán fotografías oficiales en blanco y negro, y grabaciones de vídeo a color con escenas que relatan los momentos personales tras la celebración.

En ellas se ve cómo la reina Isabel II de Inglaterra posaba en el palacio de Buckingham para las fotos oficiales con el duque de Edimburgo y sus dos hijos, el príncipe Carlos y la princesa Ana, cuando tenían cuatro y dos años, respectivamente.

Entre los instantes que exhiben los vídeos caseros, se muestra cómo Felipe de Edimburgo peinaba al pequeño príncipe Carlos (heredero de la corona), antes de posar para un retrato oficial.

La comisaria de la exposición, Caroline de Guitaut, dijo que la reina visitó la muestra este miércoles y parecía "estar encantada" con lo que el público podrá ver mientras ella pasa sus vacaciones estivales en el castillo de Balmoral (Escocia).

La muestra, cuya entrada oscila entre las 18 y 30 libras (21 y 80 euros/28 y 51 dólares, dependiendo si es para menores o adultos), forma parte de diversas celebraciones que han tenido lugar este año para recordar los sesenta años de la coronación de la Reina, que ascendió al trono el 6 de febrero de 1952 tras la muerte de su padre, el rey Jorge VI.

EFE