8 de junio de 2013 / 12:21 a.m.

Las mujeres alegres tienen menos probabilidades de llegar a ser jefas, según una investigación efectuada por  economistas del Germany’s Technische Universitat Munchen (TUM).

Aunque ellas se esfuercen y trabajen duro, no lograrán quedarse con el puesto mayor debido a los estereotipos de género. El estudio encontró que, en los casos en que  onsiguen ser jefas, son buenas en la negociación, en el desarrollo de la estrategiay que tienen particularmente buenos conocimientos de redes para expandir un negocio, según una nota que publica el periódico Daily Mail.

No obstante, las empresas quieren jefes mandones, duros y que no hagan concesiones, mientras que ellas son vistas como “muy alegres”.

Los economistas que efectuaron el estudio llevaron idearon una serie de escenarios inventados con los empleados de diversas empresas, donde se incluyó la participación de potenciales líderes.

Los voluntarios seleccionaron a cuál de los candidatos preferirían como jefe y enumeraron las cualidades y características de cada uno de los líderes potenciales.

Los empleados consideraron que  las mujeres mostraron ciertas cualidades, como la capacidad de negociación, y que sus puntos fuertes son la creación de redes y la estrategia. Pero a pesar de ello, prefirieron a los hombres como jefes.

"Incluso estas habilidades no son suficientes. Ignoran el hecho de que hay estereotipos, que en un nivel subconsciente juegan un papel determinante en la apreciación de los alumnos de alto rendimiento”, explicó el profesor Isabell Welpe.

“Los líderes deben ser asertivos, dominantes y rígidos; las mujeres son vistas como mediadoras, amigables y sociales", finalizó el investigador.

-Agencias.