5 de mayo de 2013 / 04:19 p.m.

Viena • Con la participación de numerosos líderes políticos, supervivientes del Holocausto y otros invitados de honor se inauguró hoy un nuevo complejo de museos en el antiguo campo de concentración nazi de Mauthausen, en el estado federado de la Alta Austria, informó la televisión pública ORF.

La renovada instalación, subvencionada con 1.7 millones de euros por el Estado austríaco, muestra los horrores vividos por unas 200 mil personas que fueron internadas aquí entre 1938 y 1945.

Más de 90 mil de estas personas murieron después de ser retenidas en Mauthausen o uno de sus 52 "campos satélites", por su origen judío o por sus ideas políticas y sociales.

Las víctimas procedían de decenas de países, entre ellas también unos 7 mil republicanos españoles, que murieron en las cámaras de gas o por los maltratos sufridos a manos de los nazis.

La inauguración del nuevo museo fue llevada a cabo hoy por el presidente federal de Austria, Heinz Fischer, quien acudió a Mauthausen en compañía de la cúpula del Gobierno austríaco.

Además, asistieron dignatarios de Polonia, Hungría y Serbia, así como la ministra de Justicia de Israel, Tzipi Livni, quien acompañó a su suegro, un superviviente de Mauthausen.

El nuevo museo incluye una "sala de los nombres", con los datos personales de 81 mil de las 90 mil víctimas del campo, juntados por varios investigadores en quince años de trabajo.

Aparte de una explicación histórica sobre la vida y muerte en el campo, acompañada por 130 objetos originales, se pueden ver treinta entrevistas grabadas en vídeo con supervivientes del horror nazi.

Unas 200 mil personas acuden todos los años desde todo el mundo a Mauthausen para aprender y conocer lo sucedido en este lugar, que funcionó entre agosto de 1938 y el 5 de mayo de 1945, cuando fue liberado por tropas estadunidenses.

EFE