AP
21 de marzo de 2013 / 05:39 p.m.

El zoológico de Buenos Aires se convirtió en el hogar de cuatro tigres de Bengala blancos que nacieron allí hace cerca de dos meses por parto natural sumando así nuevos ejemplares a una especie muy perseguida por su bonito pelaje.

Los cachorros de tigre, dos hembras y dos machos, fueron presentados el jueves a los medios de comunicación. Son las crías de la tigresa Cleo y el tigre Rhiano, de los cuales heredaron elegantes rayas negras sobre el manto blanco e intensos ojos azules.

El zoológico informó que el parto pudo ser filmado desde diferentes ángulos. Las crías se alimentan con la leche de la madre, excepto una a la que le complementan la alimentación con una mamadera. En pocos días empezarán a comer carne.

El tigre de Bengala habita en las selvas de Bangladesh, China, India y Nepal. Es el verdadero "rey de la selva" de Asia y el más grande de todos los felinos.

La mayor parte de estos animales fueron cazados por su hermoso pelaje y los pocos que existen viven en reservas y zoológicos.