14 de febrero de 2014 / 08:07 p.m.

Rafael Nadal está de regreso, y la atención está sobre su espalda.

El tenista español, primero en el escalafón mundial, se lesionó la espalda mientras calentaba para la final del Abierto de Australia hace casi tres semanas, perdiendo eventualmente ante el suizo Stanislas Wawrinka en un enfrentamiento en el que era ampliamente favorito.

Nadal ha practicado poco desde entonces y ha recibido tratamiento en su casa en Mallorca. Su primera prueba será en el Abierto de Río de Janeiro, una sede nueva de la gira de la ATP.

"Vamos a tener que ver cómo transcurre", comentó el viernes. "Espero poder tolerarlo".

Nadal sabe que el tiempo juega en su contra. El año pasado, regresó al circuito tras una larga ausencia por una lesión de rodilla, que evitó que compitiera en el Abierto de Estados Unidos de 2012 y los Juegos Olímpicos de Londres ese mismo año.

Nadal ha ganado 13 torneos de Grand Slam, uno menos que Pete Sampras, a cuatro del récord de 17 de Roger Federer. El español cree que Australia se le escapó de las manos.

"En Australia perdí una buena oportunidad de sumar otro Grand Slam", concedió. "No sucedió. Las oportunidades no son infinitas; tienen una fecha de caducidad".

Nadal ha jugado más de 11 años como profesional, y quizá ha sufrido algunas lesiones debido a sus grandes swings y estilo de juego agresivo.

"He escuchado muchas veces en mi carrera que tendré una carrera más corta debido a mi estilo de juego", comentó. "Realmente pienso que es algo que no ocurrirá. Si paro ahora, ya tendré más de 11 años en gira".

El atleta dijo que aún está motivado y positivo respecto a la temporada de 2014.

"No puedo pronosticar el futuro respecto a cuánto tiempo estaré aquí compitiendo bien", señaló. "No puedo decir cuándo terminará. La única cosa que puedo decir es que hoy me siento feliz sobre lo que estoy haciendo. Me estoy sintiendo mentalmente motivado para seguir jugando, para seguir compitiendo bien".

Nadal cumplirá 30 años cuando comiencen los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro. Calificó haber ganado la medalla de oro en las Olimpiadas de 2008 en Beijing como "una de las mejores experiencias" en su carrera.

"Fue un momento muy duro para mí cuando tomé la decisión de no jugar en los Juegos Olímpicos de Londres", dijo Nadal. "Después de eso, siempre digo que mi meta es llegar a los Juegos Olímpicos de 2016 aquí en Río."

AP