2 de febrero de 2014 / 07:35 p.m.

El Nápoles del técnico español Rafa Benítez vivió hoy uno de sus días más duros de esta temporada al caer derrotado por un contundente 3-0 en el estadio del Atalanta, en una jornada, la vigésima segunda, en la que el partido Roma-Parma fue suspendido por la lluvia.

Benítez decidió dar descanso a tres de los titulares que habían jugado durante la semana la Copa de Italia, el argentino Gonzalo Higuain, el eslovaco Marek Hamsik y el brasileño Jorginho, y con un equipo 'nuevo' en ataque se desplomó ante un Atalanta que tiene 20 puntos menos y cuyo objetivo es no descender.

Abrió el marcador en el segundo tiempo, en el minuto 47, un exjugador del Nápoles, el argentino German Denis, que firmó un doblete en el 64, mientras que su compatriota Maxi Morales aumentó la cuenta del equipo local en el 70.

La entrada de Higuaín por el colombiano Duvan Zapata con el 1-0 en el marcador y después la de Jorginho no sirvieron para espolear a un Nápoles que hoy no vio la portería contraria.

El Nápoles, pese a todo, conserva la tercera posición, ya que el sábado el Fiorentina cayó derrotado por el Cagliari (1-0) y sigue a tres puntos de distancia.

El partido Roma-Parma fue suspendido por el árbitro, que consideró que el terreno de juego era impracticable debido a las fuertes lluvias de las últimas horas.

El encuentro fue suspendido cuando se llevaban jugados sólo 8 minutos en el Estadio Olímpico de Roma y posteriormente el colegiado, Andrea di Marco, decidió aplazarlo definitivamente porque continuaba lloviendo sobre la capital italiana.

A pesar de las lonas con las que se había cubierto el terreno de juego hasta media hora antes del inicio del encuentro, el césped estaba en pésimas condiciones y fue empeorando debido a la incesante lluvia.

En otro de los partidos disputados en la tarde del domingo, al Sassuolo de nada le sirvieron los nueve jugadores nuevos que puso en el campo el técnico Alberto Malesani, que también debutó hoy al frente del equipo. El Sassuolo cayó contra el Verona por 2-1.

Desde que llegó al banquillo Edy Reja hace tres jornadas, el Lazio no conoce la derrota y hoy se deshizo sin problemas por 2-0 del Chievo Verona con goles de Antonio Candreva y Keita.

El joven senegalés Keita Balde Diao, que procede de La Masía del Barcelona, fue el mejor del encuentro e hizo rápidamente olvidar la marcha del brasileño Hernanes al Inter.

Emocionante fue el encuentro entre el Catania y el Livorno, que terminó con un empate a tres goles, todos marcados en el segundo tiempo.

Para el Catania, que fue remontando gol tras gol, marcaron los argentinos Gonzalo Rubén Bergessio, en el minuto 61, Pablo Barrientos, en el 75, y Sergio Bernardo Almirón, que logró el empate definitivo en el 88.

Los goles del Livorno fueron del nigeriano Innocent Emeghara, en los minutos 51 y 77, y del brasileño Paulinho, de penalti, en el 72.

AGENCIAS