18 de febrero de 2014 / 08:37 p.m.

Para un estadio de primer mundo, un equipo de la misma clase. Así lo reconoció Jonathan Orozco, luego de confesar cierta preocupación porque hasta ahora solo se está construyendo el gran inmueble rayado en Guadalupe.

"Obviamente (preocupa) porque vamos a tener un estadio de primer mundo y tenemos que tener un equipo de primer mundo también. No podemos tener un equipo que está batallando para calificar, que está batallando para sacar puntos. Tenemos que tener un equipo importante y eso depende de nosotros los jugadores, tenemos que mostrar más ganas, más deseos, más compromiso para sacar esto adelante", admitió.

¿Están a tiempo para construir ese equipo a la altura del nuevo estadio?

"Todo se puede, si nos damos cuenta son seis puntos que nos separa de la calificación entonces de que se puede se puede pero hay que empezar a ganar si no va a ser muy complicado, si no difícilmente vamos a calificar, tenemos la esperanza y tenemos la ilusión de hacerlo pero hay que empezar a cambiar el rostro, lo que estamos haciendo no nos está alcanzando entonces hay que hacer más". '

Más allá que la clasificación a la Liguilla la ve lejana, el portero Jonathan Orozco dijo que deberán enderezar el rumbo porque acumulan pocos puntos en la tabla porcentual y de continuar así podrán tener serios problemas de descenso a partir del próximo torneo.

"Vamos a tratar de dar resultados lo antes posible, la verdad es que no podemos esperar más, no solamente por el hecho de que vamos a seguir intentando calificar aunque esté difícil, aunque esté lejos, sino porque no podemos estar tan abajo en la porcentual, porque después se nos vienen encima más problemas y la institución no está para ese tipo de problemas, la institución está para cosas grandes, el equipo está para cosas grandes y así lo tenemos que hacer", señaló.

En otro tema, Orozco minimizó las discusiones con ciertos compañeros durante el último partido en casa ante León.

"Es parte de la exigencia, porque si no exiges, no hay manera de revertir esto. Si somos blanditos y empezamos a pasar las cosas no vamos a cambiar. Tenemos que exigirnos, tenemos que hablarnos, tenemos que comunicarnos y así es dentro de la cancha. La verdad que esos roces son normales y tienen que ser así, no puede haber o hablarnos muy suavecito, muy blandito, a la hora del partido estas caliente, después hablas y lo explicas, pero en el momento hay que exigir y dar un grito de 'despierta'", reconoció.

"Hay que entender que a veces un reclamo o una exigencia es para bien del equipo, nunca te voy a querer exhibir para mal, sino para que nos ayudes, eso siempre va a ser así", dijo.

Sí te pega demolición del Tec

Porque ahí debutó y ganó cinco Finales, pero sobre todo porque fue su segunda casa, Jonathan Orozco reconoció que el anuncio de la demolición del estadio Tecnológico sí le pegó.

"Cállate, son muchos recuerdos, cinco finales, mi debut, es una historia muy grande, la verdad que son ocho años (jugando ahí), es como si fuera mi segunda casa. La verdad que sí te pega pero todo tiene un principio y un final y vamos por un mejor inicio que es el nuevo estadio del Monterrey", dijo en principio.

El arquero rayado dijo que siempre llevará al estadio Tecnológico en sus recuerdos.

"Siempre vamos a llevar el cariño y el recuerdo el hecho de que el Tecnológico fue nuestra casa, que la hicimos muy importante, que era muy complicado llevarse puntos de la casa del Monterrey y de esa gran afición que tenemos. Ojalá que en la nueva etapa, en el nuevo estadio, podamos hacer pesar esa cancha de la misma manera que el Tecnológico", deseó.

JAIME GARZA