10 de julio de 2014 / 10:46 p.m.

Neymar censuró hoy a su representante, Wagner Ribeiro, por los insultos que profirió al seleccionador brasileño, Luiz Felipe Scolari, y consideró que la solución para el equipo nacional no es cambiar de entrenador.

"Lo que sale de la boca de Wagner, es una actitud suya. Le tengo un cariño muy grande, pero no estoy de acuerdo, no acepto esa actitud, no acepto lo que dijo", afirmó Neymar en una rueda de prensa en el centro de concentración de Brasil.

Neymar puntualizó que de sus opiniones personales, sólo pueden hablar él mismo y su padre, pero no así su representante, durante una rueda de prensa en Teresópolis, ciudad donde se concentra la selección durante el Mundial.

Después de la eliminación de Brasil, con una derrota por 7-1 contra Alemania, Ribeiro calificó a Scolari como un "viejo tonto, arrogante, prepotente y ridículo".

El delantero de 22 años, preguntado por si apoya la permanencia o la destitución de Scolari, afirmó que es un error despedir al técnico cuando algo va mal.

"Nosotros, los brasileños, principalmente la prensa, tiene la manía equivocada de que cuando se pierde hay que cambiar, de entrenador y de jugadores. En el fútbol no es así, conviví siempre con eso", aseveró el delantero. 

EFE