17 de junio de 2014 / 07:55 p.m.

La emoción sobrepasó la fuerza de Neymar, quien no pudo evitarlo y dejó caer algunas lágrimas.