13 de diciembre de 2014 / 06:12 p.m.

La buena para la Universidad de Guadalajara es que el delantero Fidel Martínez, recibió el día de hoy su carta de naturalización, con lo que deja de ocupar plaza de extranjero en el futbol mexicano. Y la mala es que el volante por izquierda Óscar Vera, cambió de bando y se fue con el rival directo en la lucha por no descender: Veracruz.

Con la naturalización del *Neymar ya son dos los jugadores del equipo que se hacen mexicanos; junto a Marc Crosas, ambos liberan las plazas de extranjero que ocupaban, para dar paso a la llegada de Jonathan Gonzales y Juan Luis Anangonó, refuerzos ecuatorianos del equipo.

En cuanto al jugador que cambió de camiseta, Vera concluyó su préstamo con Leones Negros este torneo y el dueño de su carta Atlante, no concretó las negociaciones con la directiva universitaria y sí, con los Tiburones; por lo que, para el próximo torneo el mediocampista luchará por salvar al rival y sentenciar a su hoy ex equipo.

MIGUEL RODRÍGUEZ