AGENCIAS
6 de octubre de 2014 / 12:40 p.m.

La conocida marca de audífonos Bose ha llegado a un acuerdo con la NFL, y de inmediato tuvo un fuerte impacto para los jugadores.

Según este acuerdo ninguno de los deportistas que participan en ella podrán mostrar unos auriculares de Beats frente a las cámaras de TV, en entrevistas o en las grabaciones de los entrenamientos, aunque no sea un día de partido.

No es para todos los deportes, pero con problemas como éstos uno se puede dar cuenta de lo difícil que es promocionar un producto en la industria deportiva. La estrategia publicitaria de Beats ha sido, desde antes de su adquisición por parte de Apple, la utilización de famosos atletas como en el anuncio que acabamos de ver, o el que vimos para el mundial.

Ahora que Beats es parte de Apple y que la compañía ha presentado el Apple Watch, está claro que desde el mundo de los ordenadores o de la telefonía móvil se da un salto muy importante al de la moda, incluyendo los deportes. Inconvenientes como éstos de Bose eliminando posibilidades publicitarias de Beats serán mucho más habituales por esta razón.

Otros anuncios de Beats como el de jugador Colin Kaepernick llaman la atención por ser bastante más explícitos.