REDACCIÓN 
15 de octubre de 2017 / 02:30 p.m.

Aaron Rodgers salió del campo de juego en el juego ante Minnesota Vikings por haberse fracturado la clavícula, lesión que lo puede dejar fuera el resto de la temporada.

Al momento de intentar su pase, Barr lo golpeó y el jugador cayó sobre su hombro de lanzar, por lo que de inmediato se quejó del dolor.