NOTIMEX
24 de octubre de 2016 / 09:07 p.m.

El experimentado corredor de Delfines de Miami, Arian Foster, anunció hoy su adiós definitivo de los emparrillados profesionales de la NFL, tras sufrir una serie de lesiones que lo orillaron a tomar esta decisión.

Proveniente del club Texanos de Houston, Foster llegó al conjunto de los "cetáceos" con muchas buenas expectativas, sin embargo, las lesiones pudieron más que sus ganas y deseos por figurar como corredor estelar.

Por medio de una carta, el atleta señaló que ha llegado el momento de decir adiós, toda vez que su cuerpo y sus ambiciones como jugador profesional de futbol, ya no se encuentran en la misma página.

La página oficial de la Liga Nacional de Futbol (NFL) y la del propio conjunto de la Florida, han hecho eco de esta decisión de Arian Foster, de decir adiós a su profesión, al estar ya muy limitado por las lesiones.

"Llega un momento en la carrera de todo atleta en el que su ambición y su cuerpo ya no están en la misma página. Ya llegué a ese punto. Es difícil escribir estas líneas, porque este juego ha sido todo para mí, mi terapia, diversión y mi enemigo", dijo.

Debido a esas lesiones, Arian Foster no pudo tener una continuidad como corredor principal del conjunto de Miami en esta campaña 2016 de la NFL, de ahí que Jay Ajayi se perfila como su relevo en esta posición.

Este domingo, en el triunfo de Delfines ante Bills de Búfalo, Foster sólo pudo lograr tres acarreos para un total de cinco yardas, así como una recepción de cuatro, números que han quedado muy lejos de su expectativa tras su llegada al club.

Durante buena parte de su carrera con Texanos, la cual inició con su debut en el 2009, Foster mostró sus grandes cualidades como corredor, sin embargo, a partir del 2014 sufrió una serie de lesiones que le impidieron mostrar todo su potencial.

En la temporada 2010, Foster fue el líder corredor de toda la liga, con mil 616 yardas. En sus ocho campañas como profesional, Foster logró mil 476 acarreos para seis mil 527 yardas y 54 touchdowns. Además, tuvo 255 recepciones para dos mil 346 yardas.