AP
13 de noviembre de 2016 / 06:11 p.m.

ustin Simmons realizó un salto descomunal por encima de la línea ofensiva para bloquear un punto extra que habría dado a los Saints el triunfo, y Will Parks devolvió el balón 84 yardas para la conversión defensiva con que los Broncos de Denver superaron el domingo 25-23 a Nueva Orleáns.

La jugada decisiva llegó cuando el público en el Superdome festejaba ya una recepción de Brandin Cooks, quien se retorció para hacerse de un pase de 32 yardas y anotar entre dos rivales.

Ello colocó a Nueva Orleáns (4-5) en posición de tomar la ventaja con 1:28 minutos por jugarse. Pero Simmons bloqueó el balón pateado por Will Lutz.

Parks recogió el ovoide y, aunque estuvo cerca de pisar fuera del terreno, se escapó hasta el otro extremo para conseguir los dos puntos decisivos.

Es la primera vez que una jugada de este tipo, amparada en una nueva regla, representa los puntos definitivos en un partido de la NFL.

Los Broncos (7-3) recuperaron después un despeje corto y se agotaron el tiempo.