AP - @MMDEPORTESMX
12 de enero de 2017 / 10:53 a.m.

Los Chargers de San Diego se mudarán a Los Angeles, donde se sumarán a unos Rams que regresaron esta temporada al segundo mercado mediático más importante de Estados Unidos, y que tendrá dos equipos de la NFL por primera vez en décadas.

La decisión de los Chargers, anunciada el jueves, se produce menos de tres meses después que los residentes de San Diego rechazaron una propuesta patrocinada por el equipo para recaudar 1.150 millones de dólares en impuestos hoteleros para financiar la construcción de un estadio y centro de convenciones por 1.800 millones.

Con la mudanza, los Chargers dejan atrás una fanaticada leal que apoyó a jugadores como Dan Fouts, Charlie Joiner y Kellen Winslow en la década de los 70 y 80, y a Junior Seau, Stan Humphries y Natrone Means en el equipo que perdió el Super Bowl de 1994.

Los Chargers podrían alquilar el estadio que se construye en Inglewood para los Rams, si es que utilizan esa opción.