notimex | @mmdeportesmx
1 de febrero de 2017 / 08:46 p.m.

El comisionado de la Liga Profesional de Futbol Americano de Estados Unidos (NFL), Roger Goodell, declaró que la liga dejó en el pasado el escándalo de los balones desinflados del 2015, donde el mariscal de campo de los Patriotas de Nueva Inglaterra, Tom Brady, fue el protagonista.

Estamos avanzando en el asunto. Es parte de nuestra historia, pero hay algo con lo que nos sentimos cómodos del proceso; la decisión. Nos concentramos en el juego ahora”, declaró Goodell en conferencia de prensa.

Posteriormente, fue cuestionado sobre si su relación con los fanáticos de los Patriotas y con Brady, había condicionado la decisión de presenciar la final de la Conferencia Nacional en Atlanta, en lugar de ir a ver la definición de la Conferencia Americana.

"Diría que no es incómodo para mí. Tenemos un trabajo que hacer. Hacemos nuestro trabajo. Así como dije que había una violación. Aplicamos un proceso, disciplinamos y llegamos a una conclusión que fue apoyada por los hechos y por las cortes”, expresó Goodell, al añadir que si alguna vez lo invitan a Foxsborough, irá.

En 2016, Tom Brady fue suspendido los primeros cuatro partidos de la temporada, luego que una investigación lo encontró “presuntamente implicado” en un acto de sabotaje por parte de miembros del staff de su equipo, quienes desinflaron los balones del juego de campeonato en contra de los Potros de Indianápolis en enero del 2015.

En cuanto a su relación con el dueño de los “Pats”, Robert Kraft, Goodell mencionó que ha tenido desacuerdos similares con los dueños de otras escuadras por situaciones similares a lo acontecido con Brady, pero que tiene una relación “profunda y cercana” con él y su equipo.