cortesía la afición | @laaficion
9 de diciembre de 2016 / 02:43 p.m.

El triunfo de los Jefes de Kansas City, la cual los convirtió en los nuevos líderes de la división Oeste no les cayó nada bien al equipo de Oakland.

La bronca comenzó a base de empujones para convertirse en ‘una campal’. Diversas personas que se encontraban en la tribuna comenzaron a caer por el disturbio.

El sistema de seguridad calmó a los aficionados de ambos equipos para que abandonaran de manera civilizada el estadio, ya que el problema se efectuó al término del encuentro.