ap - @mmdeportesmx
1 de septiembre de 2017 / 10:12 a.m.

El sindicato de jugadores de la NFL presentó una demanda contra la liga a nombre de Ezekiel Elliott el jueves por la noche, en un intento por anular el fallo que un mediador emitirá próximamente sobre la apelación a la suspensión de seis juegos al running back de los Cowboys de Dallas por un caso de violencia doméstica.

La demanda, presentada en una corte federal en Texas, señala que el proceso de apelación de la NFL es "fundamentalmente injusto" porque el mediador Harold Henderson rechazó la petición de que la ex novia del jugador testificara en una audiencia que culminó el jueves por la mañana.

El sindicato acusa además en la demanda a ejecutivos de la NFL de haber ocultado información que favorecía a Elliott antes que el comisionado Roger Goodell impusiera el castigo el 11 de agosto.

El documento señala que la asesora legal de la NFL Lisa Friel ocultó a Goodell la conclusión de la investigadora Kia Roberts, quien de acuerdo con la demanda determinó que la acusadora no resultaba creíble y que no había una justificación para imponer una sanción al jugador.

"La retención de esta información crucial para el proceso disciplinario fue una negación trascendental de la imparcialidad fundamental necesaria en todo arbitraje y, por supuesto, no cumple con los requisitos mínimos del proceso bajo la ley federal del trabajo", se subraya en la demanda.

Henderson deberá presentar su fallo a la decisión de la NFL de suspender a Elliott "en cuanto sea factible", según el contrato laboral.

Elliott, el líder por ataque terrestre de la NFL en 2016 en su campaña como novato, fue suspendido después que la liga concluyó que el running back usó fuerza física el verano pasado en Ohio contra Tiffany Thompson, quien era su novia en ese entonces. La fiscalía cerró el caso citando evidencia contradictoria.

Elliott negó las acusaciones bajo juramento en una audiencia de apelación, de acuerdo con la demanda. La NFL no ha respondido a una solicitud de comentarios.

La demanda señala que el sindicato y representantes de Elliott planean presentar una orden de restricción temporal con la esperanza de que Elliott sea elegible para jugar el primer partido de la temporada regular de los Cowboys, el 10 de septiembre ante los Giants de Nueva York.