MIGUEL BOADA NÁJERA -  ENVIADO LA AFICIÓN
30 de enero de 2017 / 10:57 a.m.

Una noche muy tranquila es la que se vivió en Houston. Aún es difícil sentir que es la casa del Super Bowl LI, lo único con lo que te das cuenta de que llegaste al lugar donde se va a definir al campeón de la NFL son algunos anuncios espectaculares en la calle. El que destaca es uno en fondo negro.

En una zona conocida como Memorial se ve un letrero que dice: "In brotherhood we rise (Crecemos en hermandad)". Que es acompañado por el logo de los Halcones de Atlanta. Esa es la señal de que ahí es donde "viven" los Halcones en Houston.

Ese letrero está a las afueras del hotel Westin, donde el campeón de la NFC se hospedará toda la semana. Y a pesar de que alrededor de este sitio existía total tranquilidad, un grupo de 20 personas rompió con la monotonía que acompañó todo el día a esta zona. Ese grupo eran aficionados de los Halcones.

Vestidos con jerseys, gorras y chamarras del equipo, esperaban a que algunos jugadores salieran para tomarse una foto con ellos o pedirles un autógrafo. Y sus deseos se cumplieron. Después de varias horas ya habían tenido la oportunidad de saludar a varios, pero quien les hizo la noche fue Devonta Freeman.

"Gracias por venir y estar con nosotros", fue lo primero que les comentó el corredor, quien firmó varios artículos. "Es muy importante verlos y saber cómo nos apoyan. Vamos a darles una gran alegría, para eso estamos trabajando, así que esperamos su apoyo".

Freeman es el corredor titular del equipo, terminó con mil 79 yardas totales con 11 touchdowns por tierra y dos por aire.