AP - @MMDEPORTESMX
25 de octubre de 2016 / 03:50 p.m.

Los Giants de Nueva York despidieron el martes al pateador Josh Brown, seis días después que documentos policiales revelaron que Brown admitió haber abusado reiteradamente de su exesposa cuando estaban casados.

La decisión se produjo poco después que el jugador emitiese una declaración en la que insistió en que nunca golpeó a su esposa durante el período de seis años en el que admite de abuso doméstico.

El presidente de los Giants John Mara dijo que el equipo se equivocó en el manejo de su relación con Brown. Indicó que los Giants no conocían la magnitud plena de los problemas de Brown hasta la semana pasada.

"Esperamos que Josh continúe dedicándose a la rehabilitación y a convertirse en una mejor persona y mejor padre", dijo Mara en una declaración. "Continuamos respaldándole en sus esfuerzos para continuar terapia y esperamos que Josh y su familia puedan encontrar paz y una resolución positiva".

No estaba claro de inmediato si Brown recibirá el resto de su salario del 1,26 millones de dólares.

Previamente, Brown fue suspendido para el partido inaugural de la campaña por violar las reglas de la liga para conducta personal luego que la NFL investigó su arresto en mayo del 2015 por abuso doméstico contra su ahora ex esposa, Molly. Brown fue acusado de agarrar a su esposa por una muñeca cuando ésta trataba de tomar un teléfono, causando una contusión y moretones. El caso, en el estado de Washington, no llevó a cargos formales.

Pero documentos dados a conocer por la oficina del alguacil del condado King, incluyendo diarios y mensajes electrónicos, detallaron un historial de abusos mucho más severo que lo admitido por Brown cuando habló antes del comienzo de la campaña.