AP
5 de noviembre de 2017 / 05:45 p.m.

Tras la expulsión de A.J. Green y Jalen Ramsey por rijosos, Jaydon Mickens asestó el golpe definitivo, al devolver 63 yardas una patada de despeje y anotar para que los Jaguars de Jacksonville ganaran el domingo 23-7 a los Bengals de Cincinnati.

Los Jaguars (5-3) acumulan victorias consecutivas por primera vez en 13 meses y se alzaron con el triunfo en EverBank Field por primera vez desde diciembre.

Blake Bortles lanzó para 259 yardas y una anotación en otra eficaz actuación. Marqise Lee logró su primera recepción para touchdown y lo celebró pateando el balón hacia las gradas, y la defensiva de Jacksonville controló la mayor parte de los ataques de Cincinnati, que atraviesa por problemas.

Sin embargo, Green y Ramsey marcaron la polémica.

El receptor que ha jugado en forma constante el Pro Bowl se desquitó en forma violenta en el primer cuarto, frente a un cornerbak que suele provocar con palabras a sus oponentes. Después de que Ramsey derribara a Green al término de un carrera, el segundo sujetó al primero del cuello y también lo tiró al suelo.

Green lanzó después numerosos puñetazos al casco de Ramsey y le aplicó una llave en el cuello al estilo de artes marciales mixtas, acción que podría ameritarle una suspensión.

AM