JOSÉ  MANUEL VILLALVA - FACEBOOK: ELPEPESPORTS
8 de noviembre de 2016 / 10:58 a.m.

Los Halcones Marinos de Seattle volvieron a ser beneficiados en un partido de Lunes por la Noche, ahora contra los Bills de Buffalo.

Sin lugar a dudas fue una actuación desastrosa para la planilla oficial comandada por Walt Anderson.

En los momentos finales del segundo cuarto, Richard Sherman, a pesar de silbatazos para frenar un intento de gol de campo de Buffalo, golpeó al pateador Dan Carpenter y lo lesionó.

Carpenter estaba suficientemente sano para quedarse en el campo, pero Anderson mandó al pateador a la banda por mínimo una jugada debido a la lesión. Pero Dean Blandino, el vicepresidente de árbitros de la Liga, tuiteó que los oficiales se equivocaron.

"Al final de la mitad, es rudeza innecesaria por golpear al pateador. La falta significa que se puede quedar en el partido".

Luego el entrenador en jefe de Buffalo, Rex Ryan, muy inteligente, faltando por tres segundos, azotó el balón para que Carpenter lo dejarán regresar al partido. 

Pero antes de que intentara un gol de campo de 49 yardas, marcaron un retraso de juego a los Bills de Buffalo, a pesar que el árbitro no se quitó del balón hasta que restaban menos de cinco segundos en el reloj de jugada.

RELOJ JUGADA

Los oficiales debieron haber reiniciado el reloj de jugada, pero nunca lo hicieron. Buffalo terminó intentando un gol de campo de 54 yardas que finalmente fallaron.

Seattle terminó ganando el partido 31-25, pero de haber tenido los Bills tres puntos más que en la última serie en el partido hubiera permitido a los visitantes la posibilidad de un gol de campo para empatar el partido restando menos de un minuto por jugar.

Buffalo nunca tuvo esa oportunidad y terminaron perdiendo para caer poner su marca en 4-5.