JUAN LARA | @JUANCHOL7
22 de septiembre de 2016 / 10:30 p.m.

Los Patriotas de Nueva Inglaterra siguen imparables y blanquearon 27-0 a los Texanos de Houston a pesar de no contar con su mariscal titular Tom Brady, ni con el segundo, Jimmy Garoppolo.

Las entregas de balón fue la clave para que Nueva Inglaterra lograra su tercera victoria y se mantuviera invicto en la NFL, pues la defensiva provocó dos balones sueltos de Houston y una intercepción.

El novato Jacoby Brissett debutó en la NFL y completó 11 de 19 pases para un total de 103 yardas con un touchdown por tierra; pero la figura de la noche fue el corredor LeGarrette Blount con dos anotaciones y 105 yardas en 24 acarreos.

Stephen Gostkowski inauguró la pizarra al conectar un gol de campo de 24 yardas con 4:52 por jugar en el primer cuarto.

En los últimos instantes del primer cuarto, Brandon Bolden forzó un balón suelto en el regreso de patada de Charles James que recuperó Duron Harmon y dejó a Nueva Inglaterra en terreno de Houston, y ,minutos más tarde, el quarterback Jacoby Brissett capitalizó el error e incrementó la ventaja a 10-0 gracias a un acarreo de 27 yardas.

El mariscal de Houston, Brock Osweiller, fue interceptado por Jamie Collins en el comienzo del segundo cuarto, donde ningún equipo anotó puntos.

Ya en el tercer cuarto, Gotskowski anotó su segundo gol de campo de la noche al conectar uno de 25 yardas.

La tercera entrega de balón de Houston llegó luego de que Tyler Ervin soltará el ovoide en su campo tras un golpe de Nate Ebner.

El corredor de Nueva Inglaterra LeGarrette Blount anotó un touchdown de una yarda para poner el marcador 20-0.

En el último cuarto, Blount le puso el clavo final al ataúd tejano con un acarreo de 41 yardas que colocó el contador en 27-0 gracias al extra de Gotskowski.

Con este triunfo, Bill Bellichick llegó a 226 e igualó a Curly Lambeau como el cuarto entrenador en jefe con más victorias en la historia de la NFL.

Nueva Inglaterra se colocó con marca de 3-0 y en la Semana 4 recibirá a los Bills de Búfalo, en el último partido sin Tom Brady; por su parte Houston dejó su récord en dos ganados y uno perdido; y la próxima semana le harán los honores a los Titanes de Tennessee.