notimex | @mmdeportesmx
23 de marzo de 2017 / 06:59 p.m.

Raiders de Oakland espera la aprobación para trasladarse a un estadio que se construirá en Las Vegas, Nevada, en la Reunión Anual de propietarios de equipos de la NFL, programada en Phoenix, Arizona.

El tema de la mudanza de los Raiders será el tema principal en la reunión de los dueños, entrenadores y directores generales y se requiere que 24 de los 32 clubes estén de acuerdo en el cambio de Oakland a Las Vegas.

En caso de aprobarse la mudanza, los Raiders tendrían que jugar dos años más en Oakland, las temporadas 2017 y 2018.

La Liga Nacional de Fútbol (NFL, por siglas en inglés) ha analizado los ajustes necesarios para hacer de la Universidad de Nevada, el estadio de Las Vegas un anfitrión viable para los juegos de Raiders antes de que el nuevo estadio se termine.

Para la reubicación de los Raiders, los propietarios indicaron que existe una fuente de discordia. Los Carneros y Cargadores deben pagar entre 550 millones y 650 millones, según el financiamiento, por sus mudanzas a Los Ángeles.

Debido a que el mercado de Las Vegas es mucho más pequeño y no aumentaría la valoración de una franquicia, tanto como un movimiento a Los Ángeles, se espera que los Raiders pagarían considerablemente menos.

El dueño de Raiders, Mark Davis, se ha fijado en la ciudad de Las Vegas por lo menos un año, comenzando poco después de que los Raiders, en un esfuerzo conjunto con los Chargers, perdieran en un intento de construir un estadio en Los Ángeles.

Los Raiders serían el tercer equipo de la NFL aprobado para la reubicación en menos de 18 meses. Los Rams se mudaron de San Luis a Los Ángeles la temporada pasada y los Cargadores sorprendieron a la NFL al anunciar que dejarían San Diego para unirse a Los Ángeles para esta temporada.

El acuerdo de la construcción de la nueva casa de Raiders en Las Vegas, gira alrededor de 750 millones de dólares en fondos públicos, con un estadio que costaría 1.900 millones de dólares, con aforo para 65 mil aficionados.