JOSÉ MANUEL VILLALVA - FACEBOOK: ELPEPESPORTS
7 de septiembre de 2016 / 07:12 p.m.

Es más difícil mantenerte en la cima que llegar... Ese justamente es el reto que se presenta para las Panteras de Carolina y Broncos de Denver que empiezan el camino para el Super Bowl LI.

En este siglo XXI ha resultado más complicado repetir como el ganador del Trofeo Vince Lombardi, e incluso regresar al mismo Súper Tazón.

Las Panteras de Carolina buscarán ser los primeros desde los Bills de Buffalo de la década de los 90s en volver al Súper Domingo un año después de perderlo. Incluso, desde los Delfines de Miami de 1971 y 1972, una escuadra no ha ganado el Super Bowl un año después de perderlo.

Por otro lado, ocho equipos han ganado el Súper Tazón espalda con espalda, pero ninguno desde los Patriotas del 2003 y 2004. Incluso desde el 2004, solamente los Halcones Marinos de Seattle (en 2013 y 2014) han llegado en años consecutivos al Super Bowl.

Para las Panteras será difícil repetir su visita a la máxima fiesta del Súper Domingo debido a que tuvieron marca de 15-1 en el 2015 y es difícil pensar que puedan tener el mismo éxito en la temporada regular.

Mientras que los Broncos inician una nueva era con el reto de Trevor Siemian se suplir como mariscal de campo al retirado Peyton Manning. Es un reto complicado para ambos, pero las tendencias están hechas para romperse.

Mi pronóstico para el primer juego de la temporada es que Denver ganará. La lógica pone a Carolina como favoritos por su marca casi perfecta la campaña pasada, pero creo que las Panteras aún van a estar con la 'cruda' de perder el Super Bowl. Además, creo que los receptores de Denver, Demaryius Thomas y Emmanuel Sanders, podrán tener un buen desempeño ante el perímetro de Carolina que perdió en el receso de temporada al esquinero Josh Norman.