NOTIMEX
2 de octubre de 2016 / 11:29 p.m.

Con cinco pases de anotación del mariscal de campo Ben Roethlisberger, Acereros de Pittsburgh (3-1) apaleó por 43-14 a Jefes de Kansas City (1-3), en duelo por la semana cuatro de acción en la temporada 2016 de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL).

Luego de la humillante derrota de la semana, por 3-34 ante Águilas de Filadelfia, Acereros volvió a la senda del triunfo con cinco en las diagonales del "Big Ben", de 31 yardas con Darrius Heyward-Bay, y de cuatro y 38 con Antonio Brown, apenas en el primer cuarto.

En el segundo, Roethlisberger se conectó de nueve con el ala cerrada Jesse James en el segundo y en el tercero de 30 con Markus Wheaton, además de acarreo de tres de DeAngelo Williams en el último episodio.

Sin buscar quién se las hizo sino quién la pagara, la defensiva local casi de inmediato provocó un balón suelto del corredor de Kansas City, Spencer Ware, en su propia yarda 32, que le dejó la mesa puesta a su ofensiva, que capitalizó el error con pase largo de Roethlisberger para Heyward-Bay, de 31 yardas con conversión de dos puntos. 8-0.

El concierto de errores de la "tribu" siguió casi de inmediato, luego que el quarterback Alex Smith fue interceptado por el apoyador Jarvis Jones, quien devolvió el ovoide 20 yardas para dejarlo en la cuatro del rival, "regalito" que fue aprovechado por el "Big Ben" al conectar en las diagonales con Brown para el 15-0.

En un primer cuarto de pesadilla para la visita, el pateador de despeje Dustin Colquitt soltó un "calcetinazo" de apenas 23 yd que dejó a los "metaleros" en la 40 de territorio rival, para que Roethlisberger y Brown conectaran por segunda vez en la "zona prometida", ahora con engarce de 38 yd.

Mal y de malas, Jefes vio cómo le anulaban un touchdown tras espectacular escapada de 78 yd del regresador de despejes novato Tyrek Hill, por un castigo de bloqueo ilegal cometido por el ala cerrada Demetrius Harris, en labor de equipos especiales.

Por completo intratable, Pittsburgh recuperó el ovoide minutos más tarde, sin daño, e hilvanó una nueva ofensiva anotadora, otra vez de la mano de Roethlisberger, quien ahora encontró en la "zona prometida" a James, desde la marca de las nueve yd.

Por un momento, parecía que Kansas City podría sacudirse el cero antes de terminar la primera mitad, sin embargo, las traicioneras corrientes de aire en el Heinz Field le jugaron una mala pasada al pateador brasileño Caio Santos, quien falló intento de gol de campo de 49 yd, para que el segundo cuarto terminara 29-0 para la casa.

Roethlisberger siguió aumentando la brecha para los de negro y oro en el inicio del tercer episodio, al combinarse ahora con pase profundo que Markus Wheaton convirtió en touchdown de 30 yd, al filo del terreno de juego, que fue decretada válida tras la revisión de los oficiales.

En tanto Kansas City se quedó a un tris la anotación, luego que, consciente de que tres puntos no les servían de nada, el entrenador en jefe Andy Reid decidió jugársela en cuarta y gol en la yarda tres, sin éxito.

Acereros relajó su defensiva en el cuarto episodio y Jefes lo aprovechó para ponerse, por fin, en el marcador, con pase de 10 yd de Alex Smith para Hill.

Sin embargo, Pittsburgh respondió casi de inmediato con anotación de dos yardas del corredor DeAngelo Williams, en la que fue clave una escapada de 44 yd del corredor Le´Veon Bell, quien recién regresa tras sus tres partidos de suspensión, y el marcador quedó 43-7.

En busca de hacer más decoroso el tanteador, la "tribu" consiguió un último touchdown, ahora con pase de tres yd de Smith para Trevor Kelce, que dejó los cartones con el 16-43 definitivo en su contra.

Por los visitantes, Alex Smith tiró para 30 de 50 en envíos acertados, 287 yardas, dos touchdowns y una intercepción, en tanto del lado local, Ben Roethlisberger completó 22 de 27, con 300 yd y cinco touchdowns, mientras el corredor Le´Veon Bell aportó 144 yd en 18 acarreos.