JOSÉ MANUEL VILLALVA - FACEBOOK: ELPEPESPORTS
22 de febrero de 2017 / 01:12 p.m.

El quarterback de los Cargadores, Philip Rivers, apreció todos sus años en San Diego y se lo hizo saber a todos los aficionados cuando habló en un evento para honrar a su ex compañero Nick Hardwick.

Rivers, quien ahora jugará con los Cargadores en Los Ángeles, dio un discursó en el que lo conmovió y soltó algunas lágrimas. 

"Ha sido para mi muy especial el ser un Cargador de San Diego y espero que siempre me vean de esa forma. 

"Se que ahora será diferente y espero entiendan que jugaré como loco y peleare como loco para Los Ángeles pero espero que también sepan que siempre también estaré jugando para San Diego" señaló Rivers.

Lo único que lamenta es que nunca pudo darle a San Diego un campeonato de Super Bowl.