9 de agosto de 2014 / 01:01 a.m.

En el escenario y ante el rival menos imaginado, el Monterrey se despidió de su invicto en la Liga Mx al caer anoche por 2-1 ante Veracruz en el estadio Luis Pirata Fuente.

Los dirigidos por Carlos Barra se presentaron como el tercer mejor equipo del torneo tras sumar dos triunfos y un empate, pero el endeble Tiburón, situado en los últimos lugares, con apenas dos puntos y ningún gol anotado, se comió todas las fortalezas que presumía su rival en un segundo tiempo que Rayados deberá olvidar.

En los últimos 20 minutos, Rayados perdió el partido que ganaba por 1-0, al acusar descuidos en la zona baja y un golazo del argentino Daniel Villalva. Además, Humberto Suazo debió salir por lesión.

En el arranque del primer tiempo, fue el Monterrey el que mostró su jerarquía y su superioridad en calidad. Cuando todo indicaba que Barra alinearía de inicio a César Delgado, se decidió por el colombiano Dorlan Pabon. Y no le quedó mal. De hecho, el que le quedó mal al colombiano fue Barra al sacarlo al medio tiempo.

El Monterrey asfixió al Veracruz. Lo hizo ver poco rival. Cuando entraron en sintonía Dorlan Pabon, Humberto Suazo y Lucas Silva, además de Neri Cardozo con sus constantes arribos por izquierda, hacían de un ataque muy poderoso para una defensiva como la del Tiburón que cada vez que era exigida, quedaba exhibida.

Apenas al minuto 6, Suazo apretó a Víctor Perales en la salida de Veracruz, Silva robó la esférica, intervino Neri Cardozo y de nuevo el Chupete y el propio Silva, que tocó hacia su derecha a Pabon y el colombiano no perdonó. Con potente remate de derecha, anotó el 1-0 y su tercer gol en el torneo.

Pabon fue un constante peligro y prueba de ello fue que al 15’ de acción, aprovechó un trazo milimétrico de Hiram Mier, para llegar a línea de fondo y sacar una diagonal que en dos tiempos Suazo remató pero el arquero Melitón Hernández le atajó para evitar el 2-0.

Acto seguido, Neri y Suazo se probaron y avisaron de su buena pegada a media distancia, aunque les faltó dirección a sus intentos.

En la recta final, Silva gozó de una ocasión para incrementar la ventaja, pero machucó la esférica cuando intentó sacar un zurdazo de bote pronto. Y dos minutos después, Suazo buscó hacer un gol olímpico, pero Melitón lo evitó con atinado lance.

En el segundo tiempo, el Monterrey le concedió mucha iniciativa al Veracruz, que con los ingresos de Edgar Andrade y Emmanuel Gil, se mostró más agresivo.

Tras 12 minutos de desconciertos, el Monterrey volvió a tener presencia en el área rival, pero a Suazo le taparon su remate que llevaba dirección al arco.

Al 62’, Silva, Arellano y Suazo se armaron una buena jugada que Veracruz tuvo que detener con infracción en las afueras del área.

En los últimos 20 minutos, con la entrada de Christian Borja, el Veracruz apretó al Monterrey, cuya defensa liderada por Stefan Medina, intentó detener cualquier embate pero al 77’, Veracruz aprovechó un contragolpe mortal para empatar 1-1 con anotación de Édgar Andrade, quien marcó el primer gol de su equipo en el torneo.

Luego, Barra agotó sus 3 cambios al hacer ingresar a César Delgado y Rodrigo Rojas para rescatar el triunfo, pero segundos después llegó la mala fortuna: Suazo tuvo que abandonar el campo por una lesión en la parte posterior del muslo izquierdo. Rayados se quedó con un hombre menos.

Pero hubo otra peor noticia. Al 86’, Villalva anotó un golazo con remate de derecha de larga distancia que Jonathan Orozco no pudo detener para el 2-1 definitivo.

El Monterrey nunca tuvo capacidad de reacción y terminó por reconocer su primer derrota del torneo. Rayados se queda con 7 puntos y a la espera de que no sea rebasado por varios equipos, entre ellos, los Tigres que hoy recibirán al líder América.