Agencias
13 de diciembre de 2013 / 03:09 a.m.

Claire Koch, una niña estadounidense de cinco años, utilizó el lenguaje de señas en un concierto escolar para poder ser entendida por sus padres.

Se da la circunstancia de que ambos son sordos y la pequeña los quiso hacer partícipes de este evento navideño.

Claire destacó entre todos sus compañeros, ya que mientras ellos realizaban una coreografía acorde con la música, ella le interpretaba las canciones a sus padres.

La madre, orgullosa de la pequeña, decidió grabar el concierto y compartirlo en la red.