8 de agosto de 2014 / 01:44 p.m.

Muchos aficionados van a los partidos de Ligas Mayores no sólo para ver ganar a sus equipos favoritos, sino también en busca de souvenirs, en especial de una pelota en un foul o un cuadrangular.

Anoche, en el partido entre los Gigantes de San Francisco y los Cerveceros de Milwaukee, jugado en casa de estos últimos, una niña de aproximadamente seis años sorprendió a todos en el estadio.

En un batazo de foul de Michael Morse, de los Gigantes, la pelota se fue a la tribuna del lado de primera base y de pronto entre muchas personas que buscaban el souvenir, emergió la figura de esta pequeñita alzando sus brazos y con la pelta en una de sus manos, desatando la euforia de todos los presentes.

Your browser does not support iframes.

REDACCIÓNYour browser does not support iframes.