REDACCIÓN
9 de abril de 2014 / 12:20 a.m.

Un pequeño, sobreviviente de cáncer, hizo el primer lanzamiento en el duelo que significó el inicio de temporada de los Gigantes de San Francisco.

 

 

El pequeño Miles Scott se robó el show de nuevo en San Francisco. 

 

Miles, más conocido como Batkid, recibió una de las ovaciones más grandes en los últimos tiempos este martes en el opening day de los Gigantes de San Francisco Giants. 

 

En el primer duelo de esta temporada en el AT&T Park, el pequeño llegó en su Lamborghini, coche que el super heroe usa como Batimóvil en sus últimas película, que emocionó a la afición local mientras era escoltado a la lomita por los Gigantes de lanzador Matt Cain. 

 

El adorable sobreviviente de cáncer lanzó la primera bola con una ovación atronadora y una vez más Gotham y San Francisco estaban a salvo, gracias a Batkid.