24 de abril de 2014 / 12:16 a.m.

En muchas ocasiones cuando los pequeños aficionados acuden a los estadios de béisbol una de sus ilusiones es regresar a sus casas con una pelota de béisbol.

Es por ello que un hombre, después de atrapar una pelota, no se quedo con ella si no se la entregó a un pequeño que estaba atrás de el, quien al recibir el obsequió se mostró muy emocionado.

Mira aquí el vídeo:

Your browser does not support iframes.

REDACCIÓN