4 de diciembre de 2014 / 08:27 p.m.

La historia de un niño Tommy Morrissey de tres años de edad es de inspiración.

Morrissey nació con sólo un brazo pero eso no lo ha detenido para dejar de practicar el golf. Él ha aprendido hacer su swing como zurdo a pesar que su cerebro está programado para ser derecho.

La historia ha llamado tanto la atención que recientemente recibió la visita de su ídolo: Tiger Woods. El golfista profesional visitó a Morrisey, hasta tuvo la oportunidad de jugar con él.

En un reportaje conmovedor creado por la cadena Fox Sports en Estados Unidos los papás de Morrissey están encantados con la influencia que ha tenido el golf en su vida.

Woods en el reportaje comenta “No podía creer con lo que él podía hacer. El que pueda crear tanta fuerza con su mano izquierda”.

El papá Joe Morrissey piensa que lo que ha hecho su hijo ha causado “que muchos niños cambien la forma de pensar sobre incapacidad. El impacto de la historia de nuestro hijo no tiene cálculo”.

JOSÉ MANUEL VILLALVA