14 de octubre de 2014 / 08:42 p.m.

Hoy por la  tarde se jugó el amistoso entre las selecciones de Francia y Armenia, mismo que terminó con victoria de 3-0 a favor de los franceses. Al final del partido ocurrió algo muy curioso.

Al término de este partido un niño se acercó al volante de la Juve, Paul Pogba, pidiéndole le regale el jersey de juego. El francés le explicó que no podía dársela y que en todo caso le daba sus pantalones; esto no fue de mucho agrado para el pequeño, quien dejó con los pantalones en la mano al experimentado jugador galo.

Aquí la reacción del pequeño aficionado.

REDACCIÓN