20 de abril de 2014 / 04:49 a.m.

José Luis Sánchez Solá salió molesto del Estadio Tecnológico debido a que su equipo dejó de hacer las cosas que los habían llevado a obtener puntos las últimas semanas que les permitieron salvarse del descenso, una situación que especialmente lo incomoda.

Con su peculiar estilo, entrenador enemigo de los calcetines y de las arracadas de oro, dejó en claro que fue frustrante para él no poder romper un paradigma que había en el ambiente, el que se suponía que su equipo tenía que relajarse tras lograr la permanencia en la Primera División.

"Es el primer partido que perdemos el estilo, el sello. Yo trato de romper paradigmas y cosas que se dan por hecho en el futbol mexicano y se decía que Veracruz tenía que descender y tuve la luz o lo que sea para subsanar esa acción, hoy no tuve el camino para confirmar el buen paso.

"Se daba por hecho que el equipo tenia que desanimarse después de haber obtenido la salvación, pero son cosas que yo no soporto, por profesionales, porque cada día nos pagan, porque todos los días tienes que ser mejor, por honestidad, por mil cosas, entonces quería romper ese paradigma que era normal para el medio", expresó.

El entrenador del Veracruz mostró su molestia de la posibilidad de que su equipo haya estado confiado tras asegurar la permanencia, debido a que en su opinión lo logrado en el torneo es muy poco.

"Eso es lo que no concibo, ¿tranquilidad por una mugrosa temporada de 15 puntod de 49 disputados?, eso es lo que no concibo", dijo.

El Chelís expresó que para el próximo torneo necesita jugadores de Primera División y que lo de ayer fue una mierda.

"Hay que hacer una buena planeación, obvio con futbolistas de Primera División que tengan ésta (sic), porque yo choco si no, si no yo me siento inútil, yo chambista no soy, y esto es verdaderamente para mandar a la mierda todo, esto de hoy es totalmente...mal, muy mal, una mierda", dijo.

Sanchez Solá afirmó que no ha pedido ningún jugador a la directiva escuala, luego de que ha sonado que Sergio Perez, Luis Miguel Noriega y Matías Vuoso le interesan.