22 de octubre de 2014 / 03:37 p.m.

El pitcher as de los Gigantes de San Francisco Madison Bumgarner nuevamente comprobó que para él no hay ningún escenario grande.

En el Juego 1 de la Serie Mundial Bumgarner lució nuevamente dominante al permitir solamente una carrera y tres hits en siete entradas lanzadas. 71 de sus 106 pitcheos fueron strikes.

El dominio de Bumgarner evitó que los Reales de Kansas City pudiera utilizar su mejor virtud que es su velocidad y poderla utilizar en las bases.

Como el manager Ned Yost de los Reales dijo al final del partido “no te puedes robar la primera base”.

El partido del martes fue el tercer inicio de Madison Bumgarner en un partido de Serie Mundial y su marca es de 3-0 con 19 ponches, cinco bases por bola en 22 entradas trabajadas. Nadie le había anotado una carrera a Bumgarner en el Clásico de Otoño hasta el cuadrangular de Salvador Pérez en la séptima entrada.   

En total fueron 21 innings sin permitir carrera en este escenario. En la historia de la Serie Mundial sólo Christy Mathewson a quien no le anotaron hasta 28 entradas lanzadas.

La efectividad  de Madison Bumgarner en estos playoffs es de 1.40 que es lo más bajo con mínimo cinco salidas desde que Curt Schilling con Arizona registró 1.12 en el 2001.

La expresión de Bumgarner durante los juegos de tranquilidad se refleja al momento de lanzar y aunque tiene la habilidad de tomar varias cervezas al mismo tiempo pero su control del momento es algo que ni Clayton Kershaw en la actualidad ha podido mostrar.

Los Gigantes han jugado 11 juegos en esta postemporada, Bumgarner ha sido el pitcher abridor en 5 partidos con San Francisco siendo el ganador en cada uno de ellos.

Sin lugar a dudas, el mejor jugador de estos playoffs es Madison Bumgarner.

JOSÉ MANUEL VILLALVA