26 de enero de 2015 / 01:46 p.m.

Monterrey.- Las normas electorales en materia de paridad de género se cumplirán, aseguró el líder priista, Eduardo Bailey Elizondo.

Si bien admitió que la igualdad entre hombres y mujeres políticos para las diputaciones locales, federales y los ayuntamientos se dará, en el caso de los presidentes municipales no será así porque la ley electoral no lo prevé.

"He hecho ya consultas con las instituciones y organismos electorales, y no hay una obligación expresa de que las alcaldías tengan que ir mujeres y hombres por igual.

"Nosotros como partido estamos solamente sujetos y obligados a cumplir lo que las autoridades electorales nos determinan, lo que la propia ley manda", manifestó.

En el caso del PRI, donde la mayoría de los aspirantes a las alcaldías son hombres, Bailey Elizondo señaló que los puestos para presidentes municipales no se pueden obedecer a interpretaciones o juicios de otras personas.

“No podemos obedecer a interpretaciones de juicios de otras personas que consideran que la paridad tiene que ser aplicada también en las alcaldías, cuando esto no lo dice la ley, ni tampoco los órganos electorales a los que estamos sujetos a obedecer”, refirió en entrevista.

El líder priista comentó que en el caso de las presidencias municipales, quienes aparezcan mejor posicionados en las encuestas internas, sean hombres o mujeres, serán quienes encabecen el proyecto de Ayuntamiento.

“Quienes tengan mayores posibilidades de triunfo, recordemos que el proceso de igualdad en las alcaldías es un proceso que ha ido evolucionando y en nuestro partido lo venimos fomentando desde hace muchos años”, dijo.

Asimismo, el presidente del PRI en Nuevo León admitió que todavía falta maduración para cumplir con el proceso de paridad en las planillas, donde sí se obliga a tener el 50 por ciento de las mujeres y aseguró que en el PRI está la mejor oferta de hombres y mujeres para gobernar el estado de Nuevo León.

FOTO: Archivo

SYNDY GARCÍA