11 de agosto de 2014 / 05:08 p.m.

En Tuca no cabe el resentimiento hacia Alan Pulido, incluso, si así lo quiere el propio jugador, las puertas de la institución están abiertas y solo es cuestión de que el canterano vuelva a entrenar para ganarse un puesto en el cuadro titular, pero, si esto sucede y Pulido regresa, solo le pide una cosa, que no derrame lágrimas de cocodrilo.

“Nosotros estamos en el mejor plan posible sigue siendo jugador y las puertas eran abiertas para que se presentan, las decisiones que tomo dictan la vida que tengo, todo tiene causa y efecto, cuando se decida esto, si se decide para allá que bueno, que te vaya bien, pon el nombre de México en alto y si no nada más espero que no venga a echar lágrimas de cocodrilo”, dijo.

Tuca dijo afectarle este caso sobre todo porque es un joven que como muchos que comienzan se dejan engañar y mal aconsejar por personas que están fuera del ámbito deportivo, así mismo el entrenador comenta que Alan no le ha pedido algún consejo y no ha tenido interés de hablar con él. 

“Me afecta porque me da tristeza cuando ve uno que tiene talento y cosas y se deja engañar tan fácilmente, me da tristeza y la forma en que se busca, las formas no son y que hay vividores hay cientos. Ojalá hubiera conseguido mejores consejeros fuera de la cancha. Cuando empezamos a escuchar gente de que, nombre para que vas a entrenar demándalos, pues si yo les aconsejo esto algo quiero.

“No he podido (hablar con Pulido) no ya interés de parte de él, si tuviera ya me hubiera hablado hace años”, enfatizo.

JAIR RAMOS