16 de mayo de 2013 / 05:09 p.m.

Lisboa • El literato portugués Nuno Júdice, ganador del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 2013, se mostró hoy honrado por recibir "uno de los más grandes galardones a nivel internacional", tras una destacada trayectoria en las letras lusas.

"No puedo separar mi vida de la poesía, siempre estuvieron ligadas", explicó hoy en declaraciones a EFE Júdice en Lisboa, donde es profesor universitario en la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nova.

El autor luso señaló que su vocación nació "con apenas ocho o nueve años", cuando empezó a escribir sus primeros versos, una habilidad que acabó por desarrollar una vez comenzó la docencia.

Recién cumplidos los 64 años, el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana supone un espaldarazo definitivo a su carrera después de ser reconocido por la crítica en Portugal, donde acumula algunos de los más importantes premios nacionales.

"Para mí, el galardón representa un reconocimiento al trabajo realizado durante todos estos años", subrayó.

Aunque sus obras ya habían viajado más allá de las fronteras lusas, Júdice admite que esta última distinción puede ayudar a ser todavía más conocido en el extranjero.

"Ya he sido traducido, sobre todo al español, pero es verdad que este premio ayudará a llamar la atención sobre mi trabajo, y que se te valore como autor es gratificante", resaltó.

En su opinión, ganar el Reina Sofía es también "un reconocimiento a toda la literatura portuguesa" posterior a figuras mundialmente conocidas como Fernando Pessoa o José Saramago.

"Nuestra poesía ha sido muy conocida fuera del país históricamente. Es una de las cosas que más valor da a nuestra lengua, ya que hemos tenido siempre grandes poetas asociados a ella. Y entrar en ese grupo de autores, gracias a este premio, es todo un honor", recalcó.

El literato reconoció que a la nueva generación de escritores portugueses le falta ser más conocida en el exterior, aunque galardones como éste "son un estímulo para que editores extranjeros se atrevan a publicar" traducciones de obras lusas.

Muy influenciado por Pessoa y la región que le vio nacer, el hoy turístico Algarve (muy presente en sus libros), consideró que su estilo está íntimamente relacionado con la tradición de la poesía lusa.

"Mi obra está marcada por no cortar el contacto con el lector. Intento hablar con quien me lee y comunicarle aquello que siento", subrayó.

"Escribo a partir de imágenes concretas sobre ciudades, la naturaleza o memorias de mi infancia, y desde ahí comienzo para que el poema encuentre su lógica y armonía", detalló.

Júdice es un prolífico escritor que a sus poemas suma un notable trabajo como ensayista, novelista y crítico literario. Además de profesor, entre 1997 y 2004 ocupó el cargo de consejero cultural de la Embajada de Portugal en París, donde ejercía al mismo tiempo de director del Instituto Camoes.

"Las reglas de la perspectiva", "Lira de Líquen" o "Meditación sobre ruinas" son algunos de sus trabajos más conocidos, a los que se suma el más reciente, "La Implosión", presentado en febrero de este mismo año.

El Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, que este año celebra su XXII edición y reconoce el conjunto de una obra de un autor vivo que por su valor literario, constituye una aportación relevante al patrimonio cultural de Iberoamérica y España. Está dotado con 42,100 euros (55,276 dólares).

EFE