REDACCIÓN
8 de agosto de 2014 / 12:58 p.m.

El novato de los Jefes de Kansas City, De'Anthony Thomas de inmediato causó impacto en su primer partido.

Y vaya que lo hizo, pues logró un espectacular touchdown en una patada de regreso de 80 yardas, en el juego de ayer por la noche contra los Bengalíes de Cincinnati.

Thomas ilusiona así a todos los fanáticos de los Jefes, que parece que han encontrado en egresado de la Universidad de Oregon un arma ofensiva más para la campaña que está por arrancar.