AGENCIAS
22 de diciembre de 2013 / 07:46 p.m.

Los conflictos alimenticios y sus efectos no son sólo un problema de los seres humanos. Perros y gatos con frecuencia presentan signos de sobrepeso y obesidad, representando un problema que debemos contrarrestar y controlar para evitar futuras complicaciones de salud que pongan en peligro la vida de nuestros compañeros peludos.

Un estudio reciente realizado por el Hospital de Mascotas Banfield reveló que en Estados Unidos uno de cada cuatro perros y gatos tiene sobrepasan el peso que deberían tener o sufren de obesidad; y que -en comparación a cinco años atrás- el número de perros con exceso de peso se incrementó en un 37 por ciento, mientras que en gatos ese número asciende a un preocupante 90 por ciento.

Al igual que en los seres humanos, este exceso en los animales representa una problemática importante a tener controlada ya que puede desencadenar otras enfermedades como la artritis, problemas respiratorios o cardíacos.

Entonces ¿cómo identificar si nuestra mascota padece de sobrepeso? Para empezar, un gato o un perro con peso saludable debe poseer una cintura visible, con costillas que puedan sentirse fácilmente con el tacto, pero que no se vean a simple vista. El animal que carga kilos de más a menudo tiene más rellena el área de sus costillas, una cintura indefinida y exceso de grasa en la panza. Suelen presentar problemas para caminar y necesitan que se les desajuste su collar.

Por otra parte, existen algunas razas de gatos y perros que tienen cierta tendencia a la obesidad (Labradores, Beagles, Rottweilers) y por ello debemos tener especial atención en su dieta diaria y la cantidad de ejercicio incorpora a su rutina.

¿Cómo ayudar a nuestra mascota con sobrepeso?

El primer paso es hablar con un veterinario para que estime cuál es el peso correcto que debería tener el animal de acuerdo a su contextura física y elabore una dieta balanceada especial que le permita volver a su peso original.

En segunda instancia, en conjunto a una dieta balanceada, nuestra mascota tiene que estar activa para poder ponerse en forma. Lo ideal es incrementar su actividad física con largos paseos y hacerlos jugar, correr o nadar regularmente.

Pero, ¿qué hacer si nuestra mascota rechaza el alimento indicado para que logre estar saludable? Una solución es la que trae un proyecto lanzando recientemente en Kickstarter llamado Pawlicious, que busca promover la sana alimentación de nuestros mejores amigos a través de un plato especial. Éste contiene un aditivo que provoca que el alimento balanceado huela más apetitoso ante las narices de perros y gatos.

En ojos de los creadores de Pawlicious, uno de los factores que provoca el sobrepeso en las mascotas es que éstas consumen otros alimentos además del balanceado y eso provoca que se desacostumbren a su alimento o ya no lo quieran comer. Para solucionar esto, Pawlicious hace que el alimento huela mucho mejor de lo que normalmente lo hace, motivándolos comerlo y así llevar una dieta más saludable.

¿Cómo funciona? Simple: el plato contiene un compartimento secreto en el que podremos incorporar un pedazo del alimento atractivo para nuestra mascota o su dulce preferido, cuyo aroma saldrá por los orificios que tiene el plato en su base, invitando a la mascota a alimentarse del balanceado recomendado por el veterinario para poder alcanzar el premio. Una vez que la mascota termina de comer, se le otorga un dulce como premio, ¡pero dietético!