11 de junio de 2014 / 11:57 p.m.

El futbol a estado repleto de historias de superación y lucha ante la adversidad, desde Pelé saliendo de la pobreza y consagrándose campeón del mundo a los 17 años, pasando por Maradona consiguiendo la revancha de toda una nación frente a Inglaterra y Lionel Messi superando un trastorno hormonal que le impedía crecer.

La vida del joven atacante ghanes Majeed Waris podría ser la siguiente gran historia de los mundiales, el delantero de 22 años fue descubierto jugando descalzo, en las canchas llaneras de la ciudad ghanesa de Tamale, por los visores del club Right to Dream (Derecho a soñar en español) a los 11 años.

Este equipo, fundado en el año 2000 por iniciativa de una fundación, ha tenido la misión de combinar el futbol con la educación para jóvenes en situación de pobreza, con la esperanza de brindarles una mejor calidad de vida.

Gracias a este club gano una beca para estudiar en la universidad inglesa de Hartpury, en donde sus grandes actuaciones en torneos universitarios lo llevaron a firmar su primer contrato profesional, con el BK Hacken de Suecia en 2009.

Una lesión lo obligo a aplazar su debut hasta el 2010, en ese mismo año logro ser reconocido como el mejor jugador del campeonato sueco.

Desde el pasado invierno milita en el Valenciennes de la liga francesa, donde ha logrado destacar con 9 goles y 5 asistencias en 16 juegos.

 RAFAEL RIVERA